Escucha

Escúchalo todo, al de arriba, al de abajo, al más sabio y al más tonto. Tu escucha, no pares, porque este es el mejor consejo que alguien te podrá dar, porque escuchar es dejar que la vida te entre por todos lados, que el cerebro respire y que entren nuevas ideas en forma de aire fresco. Reciclarse.

Es terapia, es pensar en ellos y dejar de escucharse. Escucha las entre lineas, las miradas, los gestos y el silencio.

Los que escuchan son los que luego acaban triunfando, porque se anticipan a las necesidades, y ellos mismos son los que se dan cuenta de que se pueden cambiar muchas más cosas haciendo reír que haciendo llorar.

Por que hay una linea muuuy fina entre escuchar y oír. Al igual que hablar no es comunicar, ni mirar es ver, ni tener fortuna es tener dinero, ni ser feliz es tener sonrisas, ni enamorarse es ser correspondido, ni caerse es siempre levantarse, ni sentir es siempre llorar…

Bienvenidos al rincón de pensar…

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario